Descripción del proyecto

Pastoral Pre-Bautismal

El Sacramento

El Bautismo es el sacramento de la fe (cf Mc 16,16). Pero la fe tiene necesidad de la comunidad de creyentes. Sólo en la fe de la Iglesia puede creer cada uno de los fieles. La fe que se requiere para el Bautismo no es una fe perfecta y madura, sino un comienzo que está llamado a desarrollarse. Al catecúmeno o a su padrino se le pregunta: “¿Qué pides a la Iglesia de Dios?” y él responde: “¡La fe!”.

En todos los bautizados, niños o adultos, la fe debe crecer después del Bautismo. Por eso, la Iglesia celebra cada año en la vigilia pascual la renovación de las promesas del Bautismo. La preparación al Bautismo sólo conduce al umbral de la vida nueva. El Bautismo es la fuente de la vida nueva en Cristo, de la cual brota toda la vida cristiana.

1255 Para que la gracia bautismal pueda desarrollarse es importante la ayuda de los padres. Ese es también el papel del padrino o de la madrina, que deben ser creyentes sólidos, capaces y prestos a ayudar al nuevo bautizado, niño o adulto, en su camino de la vida cristiana (cf CIC can. 872-874). Su tarea es una verdadera función eclesial (officium; cf SC 67). Toda la comunidad eclesial participa de la responsabilidad de desarrollar y guardar la gracia recibida en el Bautismo. (Catecismo de la Iglesia Católica nº 1253-1255)

«El Bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida del Espíritu, la puerta para entrar en los otros sacramentos.»(Catecismo de la Iglesia Católica nº 1213)

Pastoral Parroquial

La pastoral prebautismal llevada adelante por nuestra parroquia se realiza en primer lugar a traves de un primer encuentro en la parroquia, del Párroco (o en su defecto el vicario parroquial) con los padres del niño que va a ser bautizado, para un primer acercamiento y también para oportunamente acordar los distintos detalles de la futura celebración.

La preparación propiamente se realizará unas semanas antes de la celebración del bautismo: un matrimonio de la parroquia se pondría en contacto con los padres, para acordar día, lugar y hora para un encuentro. En el cual, junto con los padrinos, se les explicará a los padres: cuál es el sentido del Bautismo; se preparará el rito, explicando el significado de lecturas, símbolos y gestos. Buscando por medio de este trato cercano de los fieles de la parroquia, poder entrar en contacto con un testimonio de fe de parte de distintas realidades de la Iglesia.